lunes, 4 de febrero de 2019

Categorías explicadas: La categoría general

Bueno, tal vez tras leer la entrada que publicamos hace un tiempo, has descartado presentarte a la categoría libre, y llevas unos días dando vueltas a la receta ganadora y sabes que va a llevar maltas ahumadas, trigo crudo, levadura lager, azúcar Candy, agua salada, un saco de Nugget del Orbigo que te ha pasado un colega y que fermentará a 20º. La vas a llamar Imperial Belgian Gose Lagery Weiss, pero, ¿en qué categoría has de inscribirla?, británica por las temperaturas de fermentación, alemana por la levadura, belga por los adjuntos… Deja que te ayudemos.

Estilos británicos


A. Cervezas de estilos de origen británico:
A.1 Pale Ales, APAs, Ipas y variaciones
A.2 Porter, Stout, Imperial Stout y y variaciones
A.3 Otras (Bitter, Red, Amber, Scoth, Barley Wine, etc. y variaciones)


Bitter, Stout, IPA o Barley Wine son algunas de las opciones que encajan en esta categoría, pero aclaremos un poco más.
El modelo de cerveza británica actual ha sufrido una gran evolución. En torno al siglo XVII era normal beber cervezas de alta graduación (7º a 12º), elaboradas durante los meses más fríos del año y guardadas en barricas de madera durante meses, con lo que las contaminaciones eran frecuentes y aceptadas como parte del estilo. Afortunadamente las cosas han cambiado.

Un siglo después los estibadores portuarios hicieron tan populares las cervezas oscuras que hasta les dieron nombre (Porter). En esta línea Porters y Stouts (con todas sus variaciones, Dry Irish, Oatmeal Stout, Milk Stout, Imperial Stout…) estarían dentro de esta familia.

La prosperidad económica de las colonias generó el surgimiento de las IPAs; como todo el mundo conoce la historia no la vamos a repetir aquí. La popularidad de este estilo ha llevado a que aparezcan, sobre todo procedentes de Estados Unidos, variaciones sobre el “principal” que incluyen: Doble IPA, Black IPA, West Coast IPA, New England IPA, y todo tipo de Speciality IPAS como Red IPA o Rye IPA.

Con la llegada de la industrialización los gustos y necesidades cambiaron, las cervezas elaboradas con agua de Burton se popularizaron y nos han dejado estilos como Mild, Bitter, Summer, Golden o Brown.

Aunque las más extendidas sean las cervezas inglesas, hay importantes estilos regionales que también se incluyen aquí: Scotch Ales, Wee Heavies o Irish Red estarían en este grupo. Ya que estamos con elaboraciones de alta graduación, aquí también incluiremos Barley Wine.

Toda esta tradición llegó al otro lado del Atlántico, dando lugar a una serie de estilos propios americanos que derivan de sus “padres” británicos: APAs, Blonde Ales, Amber Ales (algunos dirán que no es de origen inglés, sino belga, pero no nos vamos a poner a discutir a estas alturas), y todo aquello que tenga delante la palabra American: American Stout, American Strong Ale, American Barley wine o incluso algunas especialidades estacionales como la Pumpkin Ale.

Estilos Belgas


B. Cervezas de estilos de origen belga:
B.1 Ale (Wit, Blonde, Saison, etc. y variaciones)
B.2 Strong Ale (Dubbel, Triple, Quadruple, Dark, Golden, etc. y variaciones)


Blanches, de Abadía / Trapistas, Saisons, Brunes, de Nöel… no son pocas las alternativas en esta categoría, las detallamos a continuación.

Si optas por una cerveza de abadía podrás escoger entre Dubbel, Tripel o Quadrupel, con porcentajes de alcohol desde 6% hasta +10% que en ocasiones requerirán uso de azúcares distintos de los provenientes de la malta.

La otra variedad de esta categoría está en las denominadas Ales Belgas, por su alta fermentación, veamos qué cabe en esta sección:

Si usas trigo: Wit, Witbier, Bière Blanche son las denominaciones habituales que encajan en este tipo de cervezas.

Si quieres evocar estilos más rústicos puedes probar con una Saison, una Farmhouse Ale o una Bière De Garde.

Además de las anteriores la tradición belga incluye Golden Strong Ale, Strong Dark Ale, Amber Ale o las estacionales Bières de Nöel.

Sabemos que hemos dejado aparte gran cantidad de cervezas belgas, pero al pertenecer a estilos de fermentación espontánea o mixta van a la categoría especial.

Estilos Germanos


C. Cervezas de estilos de origen germano:
C.1 Baja fermentación (Pils, Lagers, Märzen, Bock y variaciones)
C.2 Weizen (Weisse, Dunkel, Weizenbock, etc. y variaciones)


Lager, Pils, Kolsch, Weisse, Bocks, Helles, Märzen, la lista es larga entre los tipos de cerveza alemana. Para saber si te ajustas a estas categorías, mira las temperaturas de fermentación y si usas o no decocciones, luego considera las siguientes notas:

Lager. Su característica básica es la fermentación a bajas temperaturas, la levadura empleada es clave para encuadrar en esta categoría. Las cervezas de baja fermentación nos permiten presentar tanto estilos típicamente alemanes con referencias a su lugar de elaboración - Export (o Dortmunder), München o Bock (con sus distintas variedades: doppelbock, eisbock, maibock, Dunkles bock)- , al momento de su elaboración – Märzen /Oktoberfest, como variaciones de países limítrofes: Pils (o Pilsen), Vienna Lager o versiones más lejanas como la American Lager.

Un especial lugar debemos dejar para unos ejemplos del lado oscuro del EBC: Baltic Porter y Dunkel contrastan con las cervezas Helles típicas de Munich.

En los márgenes de la popularidad hay variedades arraigadas que merecen su reconocimiento: Rauchbiers y Steinbiers son ejemplos de estas alternativas.

Pero no todo va a ser baja fermentación, la larga tradición alemana también deja hueco para altas temperaturas cuando fermentamos. Kölsch y AltBier son estilos locales respectivos de Colonia y Dusseldorf representantes de esta alternativa.

El otro pilar sobre el que se sostiene la tradición cervecera alemana es el denominado Weizen, Weißbier o HefeWeissbier. Con estos términos nos referimos a las cervezas de trigo de tradición alemana. En esta variedad incluimos además estilos como Kristallweizen, Dunkelweizen o incluso Weizenbock.

Estilos de cerveza casera o homebrewer

jueves, 20 de diciembre de 2018

Convocatoria del VII Concurso Homebrewer

CERVECEROS, CERVECERAS, la séptima edición del Concurso Homebrewer queda oficialmente convocada.

Sabemos que en ocasiones anteriores, a estas alturas del año estabais embotellando y pegando etiquetas en vuestras cervezas caseras, pero en esta ocasión vamos con un poco de retraso por lo que ya os contamos y hay algunas novedades. Estas son las más importantes:

  1. ORGANIZADORES: Esta VII edición del Concurso Homebrewer vuelve a ser convocada por El Jardín del Lúpulo, pero en esta ocasión no podemos contar con nuestros amigos de La Tienda de la Cerveza, tras su cambio de local. han sido 3 años en los que hemos trabajado en conjunto muy a gusto y esperamos poder repetir en el futuro, claro.
  2. FECHAS: Como podéis ver en las bases, en esta edición se permite presentar cervezas elaboradas desde el 1 de enero de 2018 hasta el 28 de febrero de 2019 y la entrega de las cervezas se podrá hacer entre el 10 de enero y el 15 de marzo (de 2019, claro).
  3. ENVÍO DE CERVEZAS Y SEDE PARA LA CATA: Este año los paquetes para el concurso se enviarán a Cervecería L’Europe. C/ Cardenal Cisneros, 19, 28010, Madrid (en las condiciones de las bases), y allí es donde se hará la cata. Os informaremos de la fecha cuando se concrete por si queréis pasar a verla. ¡Seréis bienvenidos!

Queremos aprovechar también esta entrada para agradecer a todas las personas y empresas que participan en la organización de este certamen:


Está claro que sin ellos no sería posible esta convocatoria. ¡Y os invitamos a agradecérselo, claro! Consumiendo sus productos y comprando en sus locales. ¿Qué mejor manera? ¡Ah! ¡Pues participando en el concurso!

Poneos en contacto con nosotros si tenéis alguna duda sobre esta séptima edición.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Noticias: Obligan a cerrar a La Tienda de la Cerveza

Hoy es un día triste para los elaboradores de cerveza casera: el próximo cierre de La Tienda de La Cerveza ha sido un varapalo para muchos de nosotros. Como sabréis, y así ha indicado la propia empresa, esta decisión se ha producido ya que “debido a la especulación que prolifera en el barrio nos vemos obligados a abandonar el negocio” en el local que les vio nacer en la calle Ruda.

Ante todo queremos transmitiros tanto a los que nos leéis, como personalmente a Javi y su los demás, nuestro dolor y enfado. Nos falta una parte de nuestra esencia, no solo han sido ya tres años años organizando el concurso homebrewer en conjunto sino todo lo que hemos vivido con sus integrantes en la difusión de la afición por la cerveza.

La consecuencia directa a efectos del concurso es que la convocatoria anual de esta séptima edición queda retrasada hasta que la situación de La Tienda se estabilice tras esta sorpresiva noticia y los cambios obligados por ella. Os mantendremos informados tanto por esta vía como por las redes que habitualmente utilizamos para difundir estas noticias y mandaremos un email cuando se convoque a todos los antiguos participantes.

No podemos evitar hacer una reflexión personal sobre esta triste noticia. El cierre de La Tienda de la Cerveza es causa directa de la gentrificación y la especulación capitalista sin compasión. Sí, todas esas cosas que oímos en los informativos tienen caras, y son las de Javi, Andrés, Paco y David, que tienen que poner fin a un proyecto entusiasta y de éxito para dar paso a un fondo de negocios depredador que degradará su entorno.

Los homebrewers sois buenos testigos habituales de movimientos de grandes corporaciones para difamar y atacar a todo aquello que no está dentro de su plan de marketing (recordamos el “cerveza hechas en garajes, con miedo a fallos en la calidad” y da la risa). Sois un reducto de resistencia frente a la uniformidad y al consumismo estéril que nos intentan imponer los grupos de capital.

No debemos quedarnos quietos ante esta situación, tenemos que dejar claro que no toda la sociedad es tan obediente al dictado del dinero. Si algo nos ha enseñado La Tienda de la Cerveza es que la pasión por un proyecto contagia a todo tu entorno, mucho más que las frías decisiones basadas en los beneficios.

Difundamos la noticia, hagamos visible nuestra disconformidad, demostremos que no queremos ese modelo de sociedad, y sigamos haciendo cerveza a contracorriente.

E id preparando una “Rufián Ale” para el concurso en honor al trabajo hecho por La Tienda de la Cerveza estos años y que seguirán haciendo en cuento puedan... ¡En un nuevo lugar!


miércoles, 26 de septiembre de 2018

Categorías explicadas: La categoría libre

Desde el que pide ”una rubia” en el bar hasta los que denominan a su cerveza como “Dry-Hopped Oat Pilsner”, pasando por los veintisiete grupos de estilos que reconoce el BJCP… la primera reflexión que debemos hacer al presentarnos a un concurso es ¿en qué categoría estoy?.

Para el Concurso Homebrewer de El Jardín del Lúpulo y La Tienda de la cerveza se ha establecido una distinción principal: o a la categoría general o a la categoría libre.

Empezamos hablando de la libre, que es más breve. En la categoría general el premio más importante es la elaboración “profesional” de la receta ganadora, por tanto a la especial van a ir las cervezas que tienen difícil o imposible su reproducción en una fábrica cervecera artesana y que por tanto no pueden optar a ese premio. Las repasamos:

Elaboraciones a partir de extracto: La categoría general del concurso está reservada a las elaboraciones a partir de grano, pero para los cerveceros caseros que empleen extracto queda esta sección abierta. Si bien es cierto que en ediciones pasadas del concurso no ha habido muchos concursantes que hayan optado por esta alternativa, creemos que es una excelente oportunidad para aquellos que se están iniciando para asumir un reto. Además, ten en cuenta que con extracto puedes obtener más consistencia en las elaboraciones, subir graduación sin grandes complicaciones técnicas, dejar amplio margen a la experimentación con adjuntos… ¡No es solo para noobs!

Elaboraciones con ingredientes o adjuntos que sean difíciles de repetir o conseguir (o de dar su trazabilidad): ¿Malteas tu propia cebada?, ¿el lúpulo que usas es de tu cosecha?, ¿el carácter de tu cerveza proviene del agua de la fuente de tu pueblo?, ¿añades unas setas que crecen los días de luna llena del mes de octubre a la falda de un monte cuya ubicación sólo tú conoces? Enhorabuena, nos encanta ver cómo usas todos los recursos y eres creativo, pero… si no se puede reproducir en una fábrica tiene que ir a la categoría especial. No desaproveches esta oportunidad para sorprender al jurado del concurso con un aporte que sólo tú vas a poder incluir.

Elaboraciones con adjuntos post-hervido distintas a dry hopping: Si lo tuyo es añadir fruta a mitad de la fermentación o siempre pones unos granos de café en el fermentador secundario al elaborar una stout, en la categoría libre es donde podrás mostrar tus habilidades. ¡En los lotes profesionales no se suele asumir estos “riesgos”!

Elaboraciones envejecidas o añejadas: Comprendemos que hay estilos que requieren tiempo, pero todo aquello que exceda de un año será muy difícil de reproducir en fábrica, por lo que irá a esta categoría. Lo mismo para aquellos que añejéis en barricas. Disfrutaremos de vuestras elaboraciones pero al no poder repetir el carácter único que imparte el barril, no podréis competir en la categoría general. Recordad que el jurado se suele reunir en febrero, con temperaturas bajas, y esas elaboraciones altas en grados o con sabores complejos parece que se agradecen más, así que no nos dejéis sin ellas.

Elaboraciones con levaduras distintas a Saccharomyces: ¿A que tienes dos equipos distintos uno para fermentar tus vinagres y cervezas ácidas y otro para cervezas “normales”? Pues, aunque nos gusten mucho estos estilos, no vamos a poder elaborarlos en la fábrica patrocinadora porque no disponen de equipos específicos para estas cervezas, así que tienen que quedarse en esta categoría.

Elaboraciones en lotes muy pequeños: Este concurso es para cerveceros caseros, por lo que se establece un límite por arriba (equipos de hasta 50 litros y no profesionales), pero no hay barreras para equipos pequeños. Si tu producción es tan limitada (o si no has podido aguantar y ya no te quedan botellas), tenemos la buena noticia de que en la categoría libre se necesitan sólo dos botellas de 50 cl. o tres de 33 cl. (frente a las tres de 50 cl o cuatro de 33 cl de la categoría general). ¡Que esto tampoco te limite!


lunes, 3 de septiembre de 2018

¿Por qué participar en un concurso de cerveza casera?

Hay personas que son de naturaleza competitiva y que encontrarán motivos sobrados para participar en este tipo de certámenes, pero hay otros muchos cerveceros caseros que quizás se vean abrumados por la responsabilidad, la exposición o simplemente por pudor y no se presenten a las competiciones.

Si afrontamos el concurso con el objetivo de ganar, los resultados pueden ser un poco frustrantes, eso está claro, hay que tener en cuenta que en la última edición se presentaron 167 cervezas y obtuvieron premio solamente 20 cervezas.

Lo que hemos de tener en cuenta que el premio es sólo una de las recompensas o ventajas que ofrece el concurso, hay otras muchas cuestiones que considerar.

1. Revisión y documentación de tu proceso:

Muy probablemente ya llevas un control de tus elaboraciones, pero al participar en el concurso tienes una oportunidad de revisar los parámetros de tu elaboración ya que se deben facilitar a los jueces datos concretos de la receta.

Los datos que tendrás que recopilar son los siguientes:

Categoría de concurso: El concurso acepta cervezas en cuatro categorías principales, correspondientes a las “familias de origen”, además de una sección para las cervezas fuera especiales o de difícil reproducción en una fábrica. Así tendrás que decidir si tu cerveza es británica, belga, germana o entra en la categoría libre, y centro de cada categoría se agrupan los estilos que son similares:.

Cervezas de estilos de origen inglés
A.1 Pale Ales, APAs, Ipas y variaciones
A.2 Porter, Stout, Imperial Stout y y variaciones
A.3 Otras (Bitter, Red, Amber, Scoth, Barley Wine, etc. y variaciones)

Cervezas de estilos de origen belga
B.1 Ale (Wit, Blonde, Saison, etc. y variaciones)
B.2 Strong Ale (Dubbel, Triple, Quadruple, Dark, Golden, etc. y variaciones)

Cervezas de estilos de origen germano
C.1 Baja fermentación (Pils, Lagers, Märzen, Bock y variaciones)
C.2 Weizen (Weisse, Dunkel, Weizenbock, etc. y variaciones)

Categoría libre
D Elaboraciones desde extracto, adjuntos no reproducibles, elaboraciones especiales de pequeña capacidad, sours, bretts…

Además, tendrás que tomar nota de otros parámetros como los tiempos, las temperaturas o los ingredientes. Todo para asegurar que los jueces valoran en profundidad tu elaboración y te dan los mejores consejos de mejora. Y así, también tú puedes aprender más sobre tu propia receta.

2. Atención al detalle:

No nos cabe duda de que cada vez que elaboras pones todo tu interés, pero el hecho de presentar tu cerveza al concurso te hace ser más cuidadoso. Seguro que para esa ocasión haces una limpieza más profunda de tu equipo, te aseguras de que la malta que vas a usar es la más reciente de las que tienes, o el starter de la levadura está hecho en el momento óptimo.

Toda esa información te será de gran utilidad en tus siguientes producciones.

3. Perfección de la receta:

Probablemente tengas una cerveza que haya tenido una buena acogida entre tus amigos, todos te han dicho que está muy buena, y en ese momento decides que esa es la que debes presentar al concurso.

Para conocer la evolución de una receta, la maduración en la botella, el punto ideal de aroma, la posible sobrecarbonatación que pueda sufrir o cualquiera de los muchos incidentes a lo largo del tiempo que sobrevienen a las cervezas es muy conveniente haber elaborado la receta en varias ocasiones.

Presentarte a un concurso te permite elaborar la misma receta para realizar ajustes y asegurarte de la consistencia en tus resultados, un objetivo que te dará una valiosa experiencia.

4. Respuesta de los jueces:

Es sorprendente lo que descubren unos profesionales que llevan a cabo una cata de tu cerveza. Desde defectos en la elaboración hasta sugerencias en la elección de ingredientes o temperaturas de maceración y fermentado.
La respuesta de los jueces es el siguiente paso para mejorar en tus futuras cervezas.

5. Interacción con otros cerveceros caseros:

Este tipo de eventos te hará contactar con otros cerveceros de toda España (y de algunos que vienen de otros países). El intercambio de opiniones es muy enriquecedor, seguramente todos habéis tenido las mismas dudas y seguramente habéis encontrado distintas alternativas que vale la pena probar. Seguro que aprenderás cosas nuevas y de eso es de lo que se trata todo esto, ¿no?


martes, 12 de junio de 2018

Entrevista: Carlos Toquero, Botella de Oro 2017

Acabamos por este año con las entrevistas a los que galardonamos como mejores cerveceros caseros de España de 2017 (los que han ganado las cuatro categorías de la sexta edición del concurso). Para finalizar tenemos a Carlos Toquero Infante, de Valladolid, ganador del 1er Premio, Botella de Oro y Mejor Cerveza de Estilos Germanos con su cerveza Cerrator.

Concurso Homebrewer - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Carlos - Siempre he sido cervecero, pero de las típicas cañitas y las famosas cervezas de trigo (Paulaner, Franziskaner…). No salía de ahí.
Hasta hace poco más de 4 años que cayó en mis manos un libro, “Elaboración casera de cerveza” de W. Vogel. Rápidamente me enganchó y con los medios más básicos me animé a hacer mi primera todo grano. A partir de ahí me fui metiendo en este mundo, yendo a bares especializados, catas y leyendo, leyendo y leyendo. Fui descubriendo la gran variedad de estilos y empecé a intentar replicarlos en casa.

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

Los concursos cerveceros son muy importantes para mí, porque tu cerveza es valorada por gente experta, lo cuál te sirve para mejorar y saber si vas por buen camino. Por ejemplo, hace dos años en este mismo concurso, me dieron mucha caña con las cervezas que envié pero el jurado me dio varias pautas que me ayudaron a corregir algunos defectos y fallos.
En cuanto al premio, ha sido una gran alegría y un gran orgullo. En mi humilde opinión este concurso es uno de los más importantes de España y además, el que una cervecera como ARRIACA vaya a comercializar un producto tuyo es una pasada. Lo voy a disfrutar mucho!!!

Háblanos de la cerveza premiada en sí… ¿Por qué la hiciste así? Esboza un poco sus características para nuestros lectores que no la conocen, por favor. No hace falta darles la receta completa, pero seguro que les interesa qué lleva y por qué.

La cerveza ganadora es del estilo alemán Doppelbock, es una cerveza fuerte de 7,7 grados, oscura, muy maltosa. Está hecha con una base de maltas Munich y Vienna y tiene algo de caramelo y Chocolat, lo suficiente para que tenga algo de cuerpo y dulzor pero sin que empalague nada. El secreto está en el proceso, una doble decocción que acentúa ese carácter maltoso y una larga maduración.

¿Te basaste en alguna cerveza del mercado para diseñarla?, ¿tenías alguna en mente al elaborarla? ¿Cuántos lotes habías hecho de la misma antes de presentarla?

Dos de mis cervezas favoritas son la Ayinger Celebrator y la Weihenstephaner Korbinian, por eso me decidí a elaborar mi propia bock. Pero cuando voy a elaborar una cerveza no voy a clonar una determinada, me fijo en el estilo y con los medios e ingredientes que tengo, intento diseñar mi propia receta.
Este ha sido mi segundo lote, con el primero ya gané un premio local pero no pude presentarla ese año a este concurso así que volví a fabricarla con unos pequeños retoques.

Ahora, cuéntanos un poco sobre tu equipo y otras elaboraciones. Los estilos que haces habitualmente, ¿por qué los eliges? ¿Cuántos lotes sueles hacer al año? ¿Qué capacidad tiene tu equipo? ¿Algún elemento del mismo que quieras destacar?

Aparte de mil cacharros, mi equipo principal es una Braumeister de 20L aunque también utilizo una olla en paralelo para cervezas “más complicadas”, todos sabemos las limitaciones de la Brau. Suelo hacer tiradas de 16 litros una vez al mes.
En cuanto a los estilos, intento abarcar casi todas las clases de cerveza… Me gusta leer sobre un estilo y luego elaborarlo. Lagers, trapenses, Weissbiers, IPAs, Stouts, bitters, bocks, Saisons, APAs… de todo un poco!!

¿Y bueno, qué elaboración piensas presentar el año que viene al concurso?

Todavía no lo sé. Una por categoría por supuesto. Me gustaría mejorar con las Inglesas-Americanas, he conseguido algún premio con alemanas y belgas y me haría ilusión quedar bien con una buena inglesa.

Di algo a los demás homebrewers para que sean buena competencia tuya en la próxima edición, algún consejo o recomendación. Muchos llevan poco tiempo haciendo cerveza, y seguro que lo aprecian. ¿Qué les aconsejas?

La verdad es que no me atrevo a dar consejos a homebrewers tan expertos y tan buenos que hay en estos concursos. Lo que si me voy a permitir es aconsejar a los que están empezando en este mundo. Yo les recomiendo que primero intenten dominar los estilos clásicos, que dominen las materias básicas y luego intenten hacer los experimentos. A veces nos liamos con intentar utilizar mil especias o ingredientes mágicos y nos olvidamos de que la cerveza es agua, malta, lúpulo y levadura.
Y por supuesto leer, beber y fabricar mucho. Cuanto más mejor!!!

Y con esto, las preguntas que hemos planteado desde el concurso. Si queréis hacerle alguna, podéis proponerlas en los comentarios, que se las haremos llegar y publicaremos las respuestas.

lunes, 14 de mayo de 2018

Entrevista: Javier Saborido, Botella de Plata 2017

Seguimos con las entrevistas a los que galardonamos como mejores cerveceros caseros de España de 2017 (los que han ganado las cuatro categorías de la sexta edición del concurso). Hoy tenemos a Javier Saborido Fentanes, de Pontevedra, ganador del 2º premio, Botella de Plata y Mejor Cerveza de Estilos Británicos con su cerveza Treboada.

Concurso Homebrewer - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Javier - Pues un poco como todo el mundo supongo. Empiezas con las industriales y luego empiezas a probar otras cosillas, las típicas de importación que encontrabas por ahí (Franziskaner, Leffe, Hoegaarden…), que siguen siendo industriales pero un poco diferentes, en los 90 que yo sepa no existía cerveza artesana por mis lares, o al menos no soy consciente. El recuerdo que tengo de la primera cerveza artesana que probé fue sobre el 2000, en un viaje a Inglaterra, una cerveza con miel que hacían en un restaurante/brewpub y que me encantó.
Ya había visto que existían kits para hacerla pero nunca se me dio por ahí, hasta que en 2011 se me dio por empezar a ver cosillas sobre el tema. Me gustó tanto que al final le pillé el gusto, y en vez de comprar un kit directamente construimos mi hermano y yo una pequeña máquina todo-grano de 3 ollas que permite hacer unos 50 litros, y hasta hoy...

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

Creo que es un concurso muy competitivo, y aunque sea amateur, no creo que tenga nada que envidiarle a un concurso profesional. Con tantos participantes, el ver que una de tus cervezas está entre las mejores valoradas por los jueces, pues hace mucha ilusión y anima a seguir haciendo cosillas.

Háblanos de la cerveza premiada en sí… ¿Por qué la hiciste así? Esboza un poco sus características para nuestros lectores que no la conocen, por favor. No hace falta darles la receta completa, pero seguro que les interesa qué lleva y por qué.

La Treboada es una Baltic Porter bastante fiel al estilo. Es uno de mis estilos favoritos, ya que son cervezas oscuras, maltosas y muy complejas, pero a la vez suaves y equilibradas. Creo que es muy difícil conseguir eso en una birra.
Aquí más que el lúpulo, lo importante es cuidar y buscar el equilibrio de las maltas. En esta receta por ejemplo la malta base no es Pale sino Munich y a las maltas negras se les ha hecho un macerado en frío de 24 horas para evitar astringencia y exceso de sabores torrefactos y quemados.
El resultado es una cerveza oscura, con cuerpo, algo alcohólica, con notas torrefactas suaves y sobre todo a chocolate.

¿Te basaste en alguna cerveza del mercado para diseñarla?, ¿tenías alguna en mente al elaborarla? ¿Cuántos lotes habías hecho de la misma antes de presentarla?

Pruebo todas las cervezas que puedo de ese estilo, pero no me basé en ninguna en concreto. Me leí atentamente las especificaciones del estilo BJCP Baltic Porter y en la receta traté de ajustarme a él todo lo que pude.
La verdad que fue el primer lote que hice de ese estilo y estoy encantado con el resultado.

Ahora, cuéntanos un poco sobre tu equipo y otras elaboraciones. Los estilos que haces habitualmente, ¿por qué los eliges? ¿Cuántos lotes sueles hacer al año? ¿Qué capacidad tiene tu equipo? ¿Algún elemento del mismo que quieras destacar?

Ahora suelo elaborar en un equipo eléctrico compacto (tipo Braumeister) que me permite hacer sobre 20 litros de cerveza. Son menos litros que el equipo que monté con mi hermano, pero al ser tan compacto puedo elaborar en la cocina de mi piso, y de forma mucho más rápida y cómoda. Estoy encantado con ese sistema.
Suelo elaborar sobre 15 lotes al año. Alguna frikada de vez en cuando, pero sobre todo cosillas suaves y fáciles de beber (pale, wit, ipa, porter,...), para mi autoconsumo diario y el de los colegas, jeje.

¿Y bueno, qué elaboración piensas presentar el año que viene al concurso?

Seguramente presente en la categoría libre una versión de la Treboada que separé y maduré 2 meses con madera de roble y licor café. Apunta maneras, pero hay que ver como evoluciona a lo largo de los próximos meses.
Aparte de eso, por ahora no tengo nada planificado, pero algo se me ocurrirá.

Di algo a los demás homebrewers para que sean buena competencia tuya en la próxima edición, algún consejo o recomendación. Muchos llevan poco tiempo haciendo cerveza, y seguro que lo aprecian. ¿Qué les aconsejas?

Pues por un lado leer mucho. Tanto libros como ciertos foros y blogs especializados, que los hay muy buenos. Y también leerse la guía de estilos BJCP, que se aprende muchísimo con ella.
Y por otro, en las elaboraciones, pararse un poco a calcular la receta y no hacerla así a lo loco (que todos lo hacemos a veces). Anotar siempre bien lo que se hace en cada elaboración, para detectar posibles fallos y estudiar las mejoras en función del resultado.

Y con esto, las preguntas que hemos planteado desde el concurso. Si queréis hacerle alguna, podéis proponerlas en los comentarios, que se las haremos llegar y publicaremos las respuestas.